no en da fr de nl
Keep-it

10 mandamientos para una alimentación segura en verano:

1.      Guarde los productos fríos y congelados juntos al hacer la compra.

2.      No deje los alimentos en un coche caliente durante mucho tiempo antes de ponerlos en el frigorífico.

3.      Compruebe que la temperatura del interior del frigorífico se encuentra entre 1℃  y 4℃. La fecha de caducidad está basada en esta temperatura máxima y las bacterias comienzan a desarrollarse cuando la temperatura aumenta por encima de 6℃ .

4.      Ya que el calor se desplaza hacia arriba en el frigorífico, guarde los productos perecederos sensibles a la temperatura, como pescado, pollo y carne, en la parte inferior del frigorífico, que es la más fría.

5.      No coloque los alimentos demasiado juntos

6.      No guarde la leche en la puerta, ya que aquí es donde la temperatura varía más. Los cartones de leche con tapón de rosca se pueden tumbar sin problemas.

7.      Realice una limpieza de verano Se obtiene una mejor circulación de aire y, por ello, una temperatura más uniforme cuando no hay demasiados productos en el frigorífico; cuando hay demasiados productos, da la impresión de que el ventilador no funciona como debería.

8.      Cuando vaya a comer al aire libre, mantenga los alimentos el mayor tiempo posible en una bolsa isotérmica y póngala a la sombra.

9.      Cubra siempre los alimentos cuando estén al aire libre.

10.  No introduzca alimentos calientes en el frigorífico, ya que ello puede provocar que la temperatura aumente. Tampoco los deje en la encimera de la cocina durante mucho tiempo; enfríe los alimentos en una caja puesta en agua fría antes de introducirlos en el frigorífico.


El indicador Keep-it® supervisa constantemente la temperatura a lo largo del tiempo, y muestra la vida útil restante real de un producto. Asi es como.


Recomendado