no en
Keep-it

Preguntas y respuestas

  • Cómo funciona el indicador Keep-it®

    Cuando el indicador Keep-it® se fija a un producto, dicho indicador comenzará a supervisar de manera constante las temperaturas a las que se expone el producto.

    El contenido del indicador se adapta específicamente a distintos productos, y simula cómo se reduce la vida útil restante del producto con el paso del tiempo. Cuando el producto se guarda en un lugar cálido, el indicador se mueve con rapidez. Cuando el producto se mantiene frío, el indicador se mueve con lentitud. Cuando el indicador muestra cero, el producto ya no es comestible.

    Por ejemplo: Si se determina que un producto de pescado tiene una vida útil de 12 días a 4℃, su vida útil se reducirá si se guarda a una temperatura superior a esta. No obstante, si el pescado se guarda a una temperatura inferior a 4℃, su vida útil aumentará.

  • ¿Dónde se puede encontrar Keep-it®?

    Rema 1000, Kolonial.no, Oslo Universitetssykehus, gilde, Godehav, Nortura, SalMar, Stange

  • ¿Puedo confiar en que los alimentos son seguros cuando tienen un indicador Keep-it®?

    Por regla general, los alimentos en Noruega son muy seguros para su consumo. El indicador Keep-it® le ofrece mayor confianza, ya que puede ver si el producto se ha conservado a la temperatura adecuada desde el momento en que se produjo, en toda la cadena de frío, hasta que lo pone en su propio frigorífico. Keep-it® no mejorará la calidad de los alimentos y tampoco puede indicar qué alimentos son malos. Aunque la calidad de los productos es responsabilidad del productor, Keep-it® le ayuda a evaluar la durabilidad del artículo en función de cómo se haya almacenado.

  • ¿Es preciso quitar el indicador Keep-it® del envase antes de poner este en el cubo de reciclaje?

    No, no es necesario quitar el indicador Keep-it® del envase antes de enviarlo para su reciclaje. El indicador está hecho del mismo tipo de plástico que se utiliza como envoltorio estándar de la mayoría de los alimentos.

  • ¿Contiene Keep-it® alguna sustancia nociva?

    No, el indicador Keep-it® no contiene ningún componente peligroso o dañino. El contenido del indicador se encuentra también en productos alimenticios normales. Si el indicador se daña y comienza a salirse, su contenido puede enjuagarse sencillamente con agua corriente.

  • ¿Cuál es el grado de precisión del indicador Keep-it®?

    ·        La vida útil de almacenamiento de cada tipo de alimento varía. Tenemos en cuenta esta variación desarrollando indicadores individuales para productos específicos. El tiempo durante el cual el alimento se puede consumir siempre será responsabilidad del productor.

    ·        El indicador Keep-it® contiene un avanzado sistema basado en varias reacciones químicas que operan en paralelo. Consideramos que de 0o a 12o C es el intervalo de temperatura más adecuado para el almacenamiento de artículos refrigerados y, por tanto, el indicador está específicamente diseñado para funcionar dentro de esta área.

    ·        No obstante, el indicador también funciona bien fuera de este intervalo, desde aproximadamente -5o C hasta 25o C, aunque a estas temperaturas pueden surgir ciertas discrepancias en relación con la vida útil de almacenamiento correlacionada de un producto específico. Sin embargo, el indicador Keep-it® proporcionará una indicación adecuada de la vida útil si el producto se conserva a temperatura ambiente durante cierto tiempo y posteriormente se enfría. (Esto puede ocurrir si los alimentos se mantienen en el vehículo durante un largo viaje antes de ponerlos en el frigorífico). También es importante señalar que Keep-it® (al igual que el marcado de fecha tradicional) es válido únicamente hasta que el envase se abre.

    ·        La precisión de la reacción química del indicador se encontrará normalmente dentro de un margen de error de más o menos 12 a 24 horas, aunque esto puede variar ligeramente de un producto a otro y dependiendo de la temperatura a la que se haya conservado el alimento.

  • ¿Muestra el indicador Keep-it® la vida útil de almacenamiento correcta después de haber abierto el envase?

    En el momento en que abra el envase, no podrá seguir contando con el indicador Keep-it. Esto ocurre también con el marcado de fecha tradicional. En cuanto se abre el envase, la vida útil de almacenamiento del producto se ve afectada, y comienza a pasarse con mayor rapidez. Como resultado, no es posible medir con precisión la vida útil restante del producto una vez que se ha abierto el envase.

  • ¿Se puede utilizar el indicador Keep-it® aunque se congele el producto

    Cuando se congela un alimento fresco que está destinado a la refrigeración, los supuestos subyacentes a su vida útil designada se alteran. Por tanto, un indicador Keep-it® que esté calibrado para un alimento refrigerado dejará de ser preciso si el alimento se congela. En tales casos, deberá hacer caso omiso tanto del marcado de fecha tradicional como del indicador Keep-it®, y aplicar el mejor criterio posible.

  • ¿Qué significa cuando dos productos similares (con el mismo marcado de fecha) tienen indicadores Keep-it® que muestran vidas útiles restantes diferentes?

    Puede haber varias razones por las que productos similares tienen vidas útiles de almacenamiento diferentes.

    ·        Los productos pueden haberse almacenado a diferentes temperaturas en el productor, durante el transporte o en la tienda.

    ·        Es posible que haya guardado los productos a diferentes temperaturas de vuelta a casa desde la tienda o una vez que están en casa. Es posible que haya guardado los productos en diferentes lugares dentro del frigorífico. La temperatura del interior del frigorífico varía. A menudo es más baja en la parte inferior que en la superior. 

Imagen del indicador Keep-it